Adobe Photoshop es sin duda una herramienta poderosa, y para muestra veamos el siguiente ejemplo.

Como podemos ver, el uso de filtros y capas pueden convertir una fotografia en una obra que asemeja un cuadro impresionista. De esta manera nos damos cuenta de que Photoshop no solo sirve para retocar, sino también para expresarnos en arte digital.

(Próximamente un tutorial para saber como lograr este resultado)

Publicado por: Daniel Castillo Severo

¡A fuego!

 

Ilustración: Gallardo Aceves Bryan A.

[B]

Publicado por: Gallardo A. Bryan

Uno de esos grandes dilemas al momento de diseñar es sin duda pensar en lo simple que puede resultar un diseño. Pero, ¿realmente es simple un trabajo o un trabajo simple? ¿Es la simplicidad lo que hace virtuoso un diseño?

 Mucha veces al ver nuestro trabajo, contemplándolo con la lupa inquisidora de la autocrítica es clásico preguntarse: “¿Qué le falta a mi diseño?” Pero lo idóneo sería preguntar: “¿Qué le sobra a mi diseño?”

 La función del diseño no es, en primera instancia, una necesidad visual sino una necesidad de comunicación; y muchas veces como diseñadores olvidamos es punto. El diseño gráfico es comunicación visual, tan es así que en universidades (e incluso en nuestra amada UNAM) nuestra carrera es tambien llamada comunicación visual. ¿Pero qué es lo realmente importante a la hora de diseñar? Simple: comunicar.

 Comunicar exige entendimiento, y nuestra responsabilidad es trascender ese entendimiento, llevar la información al grupo específico al que va dirigido. ¿Pero qué tiene que ver con la simplicidad?

 La nueva simplicidad no es más que un revaloración de los conceptos de antaño, específicamente lo ya probado y comprobado por la Bauhaus y la escuela de Ulm, lo simple es mejor en casi odos los casos. Puede parecer que diseñar con pocos elementos es simplista, de poca dedicación o falta de creatividad, pero para llegar a ese resultado mínimo se requiere muchas veces de un esfuerzo descomunal.

 Pensemos en el caso de Otl Aicher, sobresaliente integrante de la escela Ulm, quien en su momento se encargó de la creación de la imagen corporativa de la empresa Braun y de la de los Juegos Olimpicos de Munich (1972). Al momento de diseñar la señalización de los diferentes eventos, al momento de abstraer la figura humana y convertirla en un círculo sobre un forma que a penas logra interpretrese como el torso y las exteremidades de un ser humano, Aicher cambió la historia del diseño y la comunicación.

 

 No necesitamos más para saber que estas dos representaciones gráficas son referencia directa a un hombre y a una mujer, es más, al verlos sabemos que hace referencia a los sanitarios. Esto muestra que el menos es más. ¿Para qué recurrir a elaborados gráficos hiperrealistas si con estos simples elementos podemos cubrir con éxito nuestro mensaje? Y quizá lo más importante de todo: ¿Cuánto tiempo y esfuerzo invirtió Aicher para lograr este increible resultado? No lo sabremos con seguridad, pero sin duda su trabajo ha tracendido las barreras culturales y el tiempo. Meta que todo diseñador aspira a lograr.

 El menos es más, a menor número de elementos, mayor entendimiento,o al menos eso se debe lograr.

Citando a Félix Beltrán: “El buen diseño es aquel al que no le sobra nada”

Y es verdad, diseñar es más que adornar, diseñar es saber distribuir, ordenar y finalmente su unción primaria: ser funcional. En nuestra sociedad es común recurrir a la saturación de elementos, pues dicho sea de paso, hemos vivido en una cultura donde el barroco llegó para quedarse. Abarrotamos desde lo que comemos hasta lo que vestimos, es parte de nosotros, nuestra cultura. Es por esto que cuando comenzamos a estudiar diseño y realizado nuestro primeros trabajos (al menos en mi caso fue así), estos estaban cargados de elementos inecesarios, que sólo estan ahí por “verse bonitos”. Con el tiempo descubrimos el poder de la simpleza y que con pocos elementos podemos lograr el máximo resultado.

¿Pero podemos diseñar sin ser simples? Claro que sí, pero es nuestra responsabilidad el saber como lograr un óptimo resultado.

Retomando a Beltrán, un buen diseño es aquel al que no le sobra ni le falta nada.

– =+   ó    ->+

Publicado por: Daniel Castillo Severo, Ma. Fernanda Castro de la Cruz, Marisol Nolasco Amezcua

La industria del arte contemporáneo se encuentra en constante desarrollo y crecimiento. Las tecnologías, los intereses y perturbaciones sociales encausan la creación y el consumo de ésta hacia diversas formas de expresión que establecen relaciones complejas entre el individuo, su entorno social y cultural. Dentro de este medio de difusión encontramos a Border, un claro ejemplo del éxito de una organización que requiere de dinamismo, de constante resignificación y apertura a las distintas formas de manifestación.

En un inicio, Border fue creado con la intención de promover el arte sonoro y el graffiti, debido a los intereses personales de los dos fundadores. El espacio fue trasladado y sus objetivos cambiaron, ubicándose actualmente en Zacatecas 43 col. Roma. BORDER se resignifica a partir del interés de uno de los fundadores, el cinematógrafo, de origen español, llamado Eugenio Echeverría. Su propósito es gestar proyectos y artistas contemporáneos que se desenvuelvan en el campo del arte visual, urbano, multimedia y graffiti, cuya condición incidente les impide ser reconocidos en el ambiente artístico, así como acceder a una escena en la que su trabajo creativo pueda ser sustentable y sustentarse a si mismos a través de éste (Programa de Producción y Difusión). De esta manera Border, al surgir de y para una necesidad social, busca ser un puente entre el artista incidente,  en muchos casos en formación, y la escena comercial, logrando con esto legitimarlos a nivel nacional e internacional.

BORDER es un espacio “a puerta abierta” que se desarrolla y desenvuelve de manera independiente, auto-sustentando y autogestionando sus actividades, lo cual permite libertad de discurso, creación, expresión y crítica.

Algo que nos pareció excelente es la iniciativa que posee el lugar para mostrar trabajo de artista que no tengan experiencia previa, es decir, en algunos espacios es requerido haber participado previamente en alguna exposición, a BORDER esto le es innecesario ya que precisamente lo consideran como una traba para formar la carrera de los artistas, muchas veces son recién egresados de escuelas  de arte y la mayoría produce pero no expone, el único requerimiento que hace el espacio es que el artista trabaje la línea de arte contemporáneo comprendido en graffiti, arte multimedia, arte sonoro, etc., entendiéndolo como algo que permite la experimentación, la infinidad de posibilidades y las combinaciones ilimitadas de ideas, personas y formas de trabajo; y esto es a sobre manera lo que nos hizo pensar en BORDER como un núcleo social que permite el trabajo multidisciplinario, ya que no únicamente permite que personas internas participen, sino, que tiene la apertura de convocar a cuanto agente social esté interesado en colaborar, dando lugar a un espacio de convergencia entre artistas, trabajadores de la cultura, críticos, estudiantes y ociosos del arte.

BORDER posee un estilo fresco de pensamiento. Ellos mismos se consideran simplistas y creyentes del libre tránsito del conocimiento, creando interés en ésta clase de expresiones artísticas.

Entrevista realizada por: YMWH

video por: Benjamín Robles

Este es un artículo de Gerardo Terán y me gustaría compartirlo.

“En mi trabajo como diseñador editorial me enfrento todo el tiempo a preguntas que sólo tienen respuestas parciales. Algo que me preocupa particularmente y que sin embargo no puedo saber es cómo se enfrenta el lector al periódico, ¿sigue la dirección que yo, como diseñador, tracé para él o encuentra su propio camino que no puede predeterminarse?” Este espíritu de investigación y búsqueda llevó al diseñador alemán Norbert Küpper a estudiar seriamente temas como la experiencia del lector y la legibilidad y a fundar Office for Newspaper Design, que desde 1999 premia a lo mejor en diseño de periódicos de Europa.

Este año el ganador del primer lugar, en la categoría de diarios de circulación nacional, lo obtuvo el diario “I Informaçao”. A pesar de la crisis de la industria editorial. esta joven publicación portuguesa busca nuevas fórmulas, como son incluir una sección de periodismo ciudadano y un espacio dedicado a blogueros, entre otros elementos surgidos a partir del auge de Internet y del usuario como generador de contenidos. Al mismo tiempo ha apostado por sorprender al lector con un diseño desinhibido y contundente: enormes platas de color, fotografías de gran formato y un manejo tipográfico que sin duda privilegia la legibilidad son herramientas que I Informaçao combina con gráficas, infografías y otros recursos evidentemente influidos por los medios en línea. El resultado de dicha propuesta -encabezada por Nick Mrozowski, director de arte-, tanto en la edición impresa como en su versión para Internet, salta de inmediato a la vista. Cuesta trabajo creer que cada una de las páginas de este diario sea precisamente eso: una labor resulta en un sólo día. Por eso resulta tan gratificante que sea galardonado un esfuerzo que busca, a través del diseño editorial, ser un ejemplo de la dirección que las publicaciones modernas deben tomar si quieren sobrevivir en estos tiempos, dominados por las nuevas tecnologías.

Publicado por: Mariana Esnaurrizar